La banca recurre cada vez a más detectives para localizar a morosos

Los impagos multiplican las investigaciones económicas. En tres de cada cuatro casos, los informes demuestran la solvencia del deudor.
CELINA CLAVIJO, MÁLAGA | Málaga Hoy - Edición digital

La crisis ha desatado una ola de desconfianza en el mundo financiero desconocida hasta la fecha. Mientras que los ahorradores temen invertir en un fondo de inversión fantasma, las empresas evitan vender a clientes insolventes que desaparecen casi sin dejar rastro. Para muchos bancos, entidades de crédito y cajas de ahorro, la solución apunta en una sola dirección: contratar a detectives privados, que ahora salen a la calle para localizar a morosos y averiguar si una persona posee bienes suficientes con los que hacer frente al pago de una deuda.

Leer más: Banca recurre a detectives

Las empresas acuden a agencias de detectives para proteger sus investigaciones en I+D+i

Los profesionales duplican sus trabajos de blindaje de patentes o informes de solvencia - Caen los encargos por infidelidad y crecen los de intentos de fraude a compañías de seguros
CARLOS PREGO / farodevigo.es

Una firma catalana desarrolla un prototipo para la Armada Española pero mientras pule sus últimos detalles saltan todas las alarmas: se ha sufrido una filtración. Planos y datos secretos del diseño aparecen colgados en la Red. En cuestión de minutos el proyecto sufre un revés que amenaza meses de trajo y una cuantiosa inversión en I+D+i. Puede sonar al argumento de un thriller en el que se enredan oscuras tramas de espionaje y traición pero se trata de un caso real -con cambios, para preservar la confidencialidad- que ha pasado por la mesa de un despacho de detectives vigueses, Investigación Zentral. Y no es el único. Desde hace varios años la agencia ha visto cómo se duplicaban los encargos de empresas para blindar su propiedad industrial, ejecutar tareas de contraespionaje, informes de solvencia o investigaciones sobre falsificación de patentes. "Hace una década era algo anecdótico. Apenas recibías dos casos al año. Ahora tienes 15 o 20 en 12 meses", explica uno de los responsables del despacho olívico, Armado González. El aumento se deja sentir sobre todo en la facturación ya que se trata de encargos costosos que pueden representar hasta el 60% de la caja.

Leer más: Empresarios se Protegen

RECIBA NUESTRAS NOTICIAS